Síguenos en redes sociales:

1. La liposucción solo es válida para pacientes jóvenes. Si bien es cierto que cuanto más joven es el paciente en mejores condiciones se encontrará su organismo para recuperarse rápidamente, esto no quita que la liposucción sea igual de válida para pacientes de mayor edad.

Si el estado de salud es bueno y no existe ninguna contraindicación, no hay límite de edad para realizarla.

2. Se puede eliminar la celulitis de inmediato. No es cierto. La celulitis no siempre es causa de la presencia de grasa, sino también del empuje que esta provoca sobe las bandas de tejido conectivo. De manera que la liposucción no tiene ningún efecto directo sobre la celulitis.

3. La liposucción es una intervención destinada a perder peso. Tercer mito falso. Tal y como señalábamos al inicio de este artículo, la liposucción tiene el objetivo de eliminar la grasa localizada, pero para eso es imprescindible que el paciente esté en un peso normal.

4. La liposucción elimina la flacidez de la piel. El exceso de grasa puede provocar distensión de la piel. Sin embargo, con ejercicio y un tratamiento estimulante de colágeno y elastina se logra readaptar la piel al nuevo contorno.

Para pieles más envejecidas y menos elásticas es frecuente recurrir a otros tratamientos como la dermolipectomía.

5. La liposucción es una cirugía arriesgada. Como cualquier cirugía, la liposucción tiene una serie de posibles riesgos. Pese a ello, la sofisticación de las técnicas hace que sea una técnica muy segura y en escasas ocasiones se produce complicaciones graves durante el procedimiento.

6. Es necesario pedir una baja tras la cirugía. Tampoco es cierto. Es una cirugía que si bien al principio puede ocasionar molestias, el proceso de recuperación es sencillo.

Aparecen síntomas como inflamación, hematomas o molestias en las zonas de inserción de las cánulas, pero menguan poco a poco sin llegar a mermar nuestra rutina diaria o asistencia al trabajo.

7. No es una cirugía para hombres. Lo cierto es que cada vez más hombres recurren a la liposucción, ya que buscan Un procedimiento quirúrgico que les permita mejorar su cuerpo y aumentar la autoestima. Los hombres suelen recurrir a esta cirugía para mejorar la zona abdominal, la grasa pectoral o la zona de la papada.

8. La liposucción es una solución fácil y rápida para la obesidad. Tal y como se ha indicado anteriormente, los pacientes con obesidad no son buenos candidatos a la cirugía de liposucción.

Quienes decidan someterse a una cirugía de liposucción es imprescindible que se situé dentro de unos niveles estables de salud antes de la operación.

9. La grasa retirada con liposucción vuelve. La liposucción tiene un carácter permanente. Una vez se retira la grasa localizada se absorben los adipocitos, células del cuerpo en las que se almacena la grasa.

Pese a ello, algunas células grasas permanecerán en el cuerpo y podrán crecer con el tiempo, pero manteniendo unos hábitos de vida saludable y realizando ejercicio físico es fácil controlarlo.

10. Liposucción para retirar cualquier tipo de grasa. La liposucción se aconseja para retirar la grasa subcutánea. Para otro tipo de grasas, como por ejemplo la acumulada bajo los músculos abdominales o en torno a los órganos es preferible eliminarla mediante dieta y ejercicio, no a través de un procedimiento quirúrgico.

Fuente

topdoctors.es