Síguenos en redes sociales:

¿Sabías que 2 de cada 10 operaciones de estética se llevan a cabo para modificar los resultados de una operación anterior y conseguir un resultado más natural? Es la conclusión que se ha extraído de un  reciente estudio llevado a cabo por la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SCCPRE) y que pone de relieve la tendencia de esta especialidad hacia resultados más naturales.

El 90% de los profesionales que han participado en la investigación  han tenido pacientes que han llegado a sus consultas pidiendo una operación correctiva de una intervención realizada con anterioridad. Estando el 70% de las operaciones relacionadas con el pecho, ya fuera una sustitución de grasa, un recambio de implantes o una extracción de las prótesis. Pero también son habituales las operaciones correctivas relacionadas con los productos de relleno facial, tanto en los labios como en los pómulos y en los surcos nasogenianos.

Este tipo de operaciones no siempre tienen por qué estar relacionadas con los malos resultados de otra intervención, sino que, con el paso del tiempo, la gente ha empezado a buscar resultados más naturales y acordes con su edad. De hecho, la búsquede un aspecto más natural y de acuerdo con el volumen corporal es uno de los principales motivos que alega más del 50% de las pacientes que no quiere un aumento considerable del volumen del pecho.

Además, actualmente el aumento con grasa es mucho más habitual que los implantes, ya que ofrece resultados más naturales. Muchas mujeres deciden pasar por el quirófano para hacer este cambio.

También puede ocurrir que la persona visite a un cirujano para solucionar secuelas de operaciones  realizadas por profesionales que no cuentan con la especialidad de cirugía plástica, dando lugar a asimetrías en el pecho o a deformidades producidas por una liposucción mal hecha.

Por esta razón, es fundamental que aquellas personas que estén planteándose la opción de pasar por el quirófano para realizarse una operación de cirugía estética, se aseguren de que los profesionales que la van a atender cuentan con la titulación de especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética, ya que son los que cuentan realmente con los conocimientos adecuados de las técnicas que deben utilizarse.

Fuente: todoestetica.com