Síguenos en redes sociales:

Cada año, alrededor de 100.000 personas eligen la blefaroplastia, también conocida como cirugía de rejuvenecimiento de los ojos, para mejorar su apariencia. Los pacientes pueden someterse a una cirugía de párpados de forma ambulatoria o con una estancia de una noche en el hospital.

Salvo en pacientes con patología, la hospitalización no es necesaria ya que está catalogada como cirugía mínimamente invasiva.

¿Cómo es el postoperatorio?

Durante la primera semana tras la operación, los pacientes deben evitar cualquier actividad que pueda secar los ojos, como leer, mirar televisión, usar lentes de contacto o usar el ordenador. Es habitual que tras la operación el paciente sienta sus párpados hinchados acompañado de dolor que podrá ser tratado con analgésicos.

El Dr. Benarroch también recomienda durante las dos primeras semanas después de la cirugía llevar gafas de sol oscuras para proteger los ojos de la irritación causada por el sol y el viento y los agentes externos. La recuperación de la cirugía de párpados generalmente toma varias semanas, por lo que es importante tomárselo con calma y no venirse abajo durante los primeros días cuando vean sus caras hinchadas y magulladas.

Los pacientes podrán regresar al trabajo aproximadamente 10 días después de la cirugía. Los resultados de la cirugía de párpados son unos ojos más jóvenes y descansados, y pasados dos meses de la cirugía desparece cualquier tipo de cicatriz o huella de la misma.

La blefaroplastia mejora la apariencia de los ojos y ofrece un aspecto rejuvenecido.

¿Para quién está indicado el procedimiento de blefaroplastia?

El objetivo de la blefaroplastia es eliminar el exceso de grasa, músculo y piel de los párpados superior e inferior. Desde la Clínica de Cirugía Facial Plástica y Reconstructiva, el Dr. Benarroch, aborda el rostro envejecido reemplazando el volumen y al tirando suavemente de áreas específicas.

Los factores importantes que discutirá con el cirujano incluyen:

  • Cualquier problema con afecciones médicas
  • Tipo de piel
  • Origen étnico
  • Edad
  • Hábitos nocivos
  • Enfermedades
  • Alergias
  • Medicación habitual si toma
  • Riesgos

También se examinarán los riesgos individuales, especialmente los relacionados con situaciones médicas como la presión arterial alta, la tendencia a las cicatrices, el tabaquismo y cualquier deficiencia en la coagulación de la sangre.

Fuente

topdoctors.es