Síguenos en redes sociales:

Se conoce por blefaroplastia la corrección quirúrgica de los cambios alrededor de los ojos producidos por la edad, como por ejemplo: patas de gallo, ojeras y exceso de grasa y piel.

El objetivo de la blefaroplastia es rejuvenecer la mirada y recuperar su aspecto natura

Arrugas de los ojos: primer signo de envejecimiento facial

La cirugía de los párpados es uno de los procedimientos quirúrgicos más habituales y a la vez beneficiosos para rejuvenecer la cara.

Concretamente, la blefaroplastia corrige el exceso de piel, músculo y tejido grasos que se encuentra en exceso en los párpados superiores y/o inferiores. Es un procedimiento sencillo y sin cicatrices aunque el tipo de incisión dependerá de las necesidades individuales.

Para el párpado superior la incisión se realiza en uno de los pliegues del ojo y para el párpado inferior justo por debajo de las pestañas. En ocasiones también es aconsejable realizar una pequeña extensión de esta incisión por fuera de la comisura de los ojos.

Con  los avances de las técnicas quirúrgicas y sus procedimientos, recientemente se ha descubierto que irrigar la zona con factores de crecimiento plaquetario es también es de gran utilidad. También se recomienda que el paciente mantenga la cabeza elevada al dormir, utilizando varias almohadas, y aplicar compresas frías durante las primeras 24-48 horas.

El éxito de la intervención es ser conservador a la hora de eliminar el exceso de piel

Es muy importante conocer desde un primer momento qué cantidad de piel y y tejido grasos se va a sustraer, ya que una mala técnica y dudosa planificación se traduce en la aparición del conocido párpado caído o distorsiones en la forma y posición de las comisuras de los ojos.

Sobre todo, hay que ser muy cuidadoso en pacientes con bolsas en el párpado inferior o exceso de grasa alrededor de ambos párpados y también con quienes presentan arrugas alrededor de los ojos y ojeras o círculos negros.

Tras la intervención es habitual que el paciente presente molestias durante los primeros días y por eso es importante que siga las indicaciones del médico, quien le administrará antiinflamatorios y antibióticos durante los siguientes 10 días.

Indicaciones postquirúrgicas 

  • Tomar antibiótico y analgésico antiinflamatorio siguiendo las indicaciones médicas.
  • Dormir en posición semi sentada los primeros 5 días, pero no tumbado.
  • Es aconsejable usar gafas de sol grandes durante 1 mes y evitar exposiciones directas al sol.
  • Evitar aglomeraciones y prácticas deportivas al menos un mes.
  • Durante la primera semana no tocar o mojar el vendaje, adhesivos o suturas.
  • No se debe tomar alcohol ni fumar durante los 15 días previos ni posteriores.
  • Dieta líquida y blanda durante los 3-5 primeros días.

Fuente

topdoctors.es