Síguenos en redes sociales:

fotonoticia_20150924185824_1280

En México por cada cirujano plástico que ofrece procesos quirúrgicos para los cuales está certificado, existen “15 seudoespecialistas” que ofertan diversos procedimientos en este rubro, alertó Eugenio Rodríguez, vicepresidente y presidente electo de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (AMCPER).

Tras señalar que el país ocupa el tercer lugar después de Estados Unidos y Brasil en la cantidad de intervenciones estéticas, con “800 mil al año”, detalló que la AMCPER ha detectado que no sólo gente sin estudios médicos, tales como “cosmeatras, cosmetólogos” y hasta “secretarias de médicos” que ofrecen tratamientos e intervenciones que solo debe efectuar un cirujano plástico, sino que también lo hacen “enfermeras, médicos generales” e incluso especialistas en otras áreas de la medicina, que “invaden” su campo de trabajo.

Rodríguez, quien asumirá la presidencia de la AMCPER el próximo año precisó algunos “médicos generales” toman cursos rápidos o hacen maestrías breves en línea y realizan intervenciones estéticas, ostentándose como expertos en este campo y lamentó que también algunos otorrinolaringólogos, dermatólogos, oftalmólogos y ginecobstetras estén ofreciendo colocar implantes de mama, glúteos o realizar ritidectomías.

“Lamentablemente la invasión de la especialidad se está dando en muchos niveles, se da desde el doctor que hace otorrinolaringología y coloca implantes de mama, hasta en una clínica estética que la que corta el cabello inyecta rellenos modelantes o toxinas. Aquí en el Distrito Federal y Guadalajara es común la inyección de aceites todo tipo de sustancias para incrementar las regiones glúteas, piernas y genitales, con estragos al 100 por ciento”.

El experto remarcó: “si se nos tapa el baño no llamamos al pintor, llamamos al plomero, entonces ¿por qué en cirugía estética no llamaríamos al cirujano plástico?”.

Alfonso Vallarta, presidente de la AMCPER insistió en que el hecho de ser médico cirujano no otorga ni la experiencia ni la preparación para efectuar procedimientos de cirugía plástica, estética y reconstructiva. “La cédula sólo de médico cirujano tampoco permite operar como especialista, por eso tenemos una cedula de especialidad”.

Alertó que existen academias que hacen diplomados en medicina estética “y eso no tiene nada que ver con nosotros, ellos se venden como cirujanos plásticos ante la población. Hay que difundir que ellos no están capacitados para hacer cirugías, menos intervenciones plásticas reconstructivas. No tienen el entrenamiento con la certificación del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, instancia ante la cual están avalados mil 700 especialistas.

Con base en quejas hechas ante la AMCPER alertó que “si un otorrino ofrece operar la nariz, eso es correcto, es su trabajo, pero si ofrece poner implantes de mama, no los es, sin embargo se está dando. El oftalmólogo puede operar los ojos y también los párpados si tiene entrenamiento en oculoplástica, pero si este ofrece una operación de abdomen, no es correcto; el ginecólogo puede atender un parto, un problema de la matriz, pero si ofrece cirugía estética de glúteo se está saliendo de su área”.

Fuente: jornada.unam.mx