Síguenos en redes sociales:

La cirugía de muslos también conocida como lifting crural, es una intervención de cirugía estética que tiene por objetivo mejorar la apariencia de esta parte del cuerpo, tanto la forma como la tersura de la piel, corrigiendo los posible descuelgues y el volumen de los mismos, y permitiendo que la mujer se sienta  mucho más cómoda cuando se ponga un traje de baño para ir a la playa o a la piscina en verano.

Las piernas son una de las zonas más sexys del cuerpo de la mujer, por lo que cuando llega el verano muchas mujeres sienten complejo por el tamaño de sus muslos o porque presentan celulitis, piel de naranja o cualquier otro problema de la piel que las afea. Por eso, el lifting de muslos es una gran solución para aquellas mujeres que estén cansadas de no poder lucir sus piernas y ponerse una minifalda o estar en bikini en la playa sin pensar en ello.

No obstante, antes de pasar por el quirófano para hacerse este tipo de operación, es muy importante dejarse asesorar por el cirujano especialista que, tras estudiar el caso del paciente en particular, determinará cuál es el tratamiento más adecuado. Lo cual dependerá mucho del resultado que espere obtener el paciente, de sus hábitos de vida y de las propias características de su cuerpo. Y es que, en función de los factores que formen parte de la ecuación, será más recomendable una solución u otra.

El procedimiento básico del lifting de muslos es traccionar la piel en la parte superior y de en medio, de manera que pueda elevarse el tejido y el conjunto del contorno corporal luzca más bello. Un procedimiento que se lleva a cabo bajo anestesia general y que requiere de unos días de descanso después, sin realizar esfuerzos que peudan poner en riesgo la cicatrización de las suturas en la zona. Ni siquiera puede hacer las tareas de la casa, por lo que es aconsejable que cuente con un poco de ayuda mientras se recupera.

Por lo general, el éxito de los resultados después de la operación es muy elevado y suele revertir positivamente en el grado de autoestima del paciente. De hecho, la mayor parte de las mujeres que han pasado por un lifting de muslos afirman que ahora se sienten más seguras y que tienen más confianza en sí mismas cuando van a la playa o a la piscina.

Fuente: todoestetica.com