Síguenos en redes sociales:

Cada vez son más personas las que recurren a las operaciones de cirugía estética y a los tratamientos de medicina estética para hacerse esos pequeños retoques que tanto tiempo les llevan acompeljando y mejorar su aspecto. Y, aunque se trata de dos campos que llevan mucho tiempo con nosotros, las tendencias van cambiando con el paso del tiempo y también lo hacen las técnicas para conseguir mejores resultados y más naturales. En la actualidad, las grandes tendencias hacia las que se dirigen las intervenciones de ciugía y medicina estética son el rejuvenecimiento facial y la remodelación corporal. Para alcanzar estos objetivos, los pacientes demandan cada vez técnicas menos invasivas que dejen las mínimas secuelas y cuya recuperación sea más corta. Y es así como de forma progressiva han ido surgiendo numerosos tratamientos.

Estudio de la piel

Uno de los desafíos más relevantes para prevenir y tratar los signos de la edad es conocer es conocer bien las características de la piel, de manera que puedan plantearse los tratamientos más efectivos en cada caso. Antes de llevar a cabo cualquier tratamiento, es necesario conocer cuáles son las cualidades de la piel y para ello se utilizan equipos de dermoanális que permiten conocer el estado de los poros, las alteraciones vasculares y el acné. Lo que permite ofrecer los mejores tratamientos y realizar un seguimiento adecuado.

Rejuvenecimiento facial

En la actualidad, los tratamientos que más se utilizan en este sentido son el láser lifting, la radiofrecuencia profunda, los tratamientos revitalizantes y la lipotransferencias. Tratamientos mínimamente invasivos de carácter ambulatorio que consiguen estirar la piel, hidratarla y favorecer la creación de colágeno. Una de las que tiene más proyección de futuro es la lipotransferencia que consiste en inyectar grasa del propio paciente en el rostro para suavizar las líneas de expresión y rellenar las arrugas.

Remodelación corporal

En este campo, la lipotransferencia también es una técnica cada vez más utilizada y logra aumentar el volumen mamario cuando se busca un incremento moderado. En estos momentos el mayor desafío lo plantea la mejora de las técnicas para poder inyectar mayor volumen.

Por otro lado, la liposucción asistida por láser permite remodelar zonas del cuerpo donde la piel es más fina y con tendencia a la flacidez. Tratamientos muy eficaces que se realizan a través de equipos de ultrasonidos de manera no invasiva y que ayuda a mejorar la celulitis y la flacidez.

Fuente: todoestetica.com