Síguenos en redes sociales:

La elevación de senos, clínicamente conocida como mastopexia, consiste en la corrección de la caída del pecho, remodelando y elevando la mama, mediante cirugía para otorgarle una forma más atractiva y anatómica.

El objetivo de esta intervención quirúrgica es que el pecho vuelva a lucir un aspecto rejuvenecido, corrigiendo los estragos propios del paso de los años, la pérdida de peso, las lactancias y los embarazos.

¿Cuáles son sus síntomas?

  • Caída y flacidez del pecho
  • Descolgamiento y pérdida de firmeza
  • Laxitud del tejido
  • Atrofia de la glándula mamaria

La mastopexia permite recuperar la firmeza y el volumen del pecho, para volver a lucirlo atractivo y natural. Para ello, se procederá a elevar la glándula mamaria, quitar la piel sobrante y recolocar el pezón en una posición adecuada. Por otra parte, la incisión puede variar dependiendo de la técnica utilizada, pudiendo realizarse un corte en forma de T en el surco submamario, o bien, en línea vertical.

¿Qué tipos de mastopexia existen?

  1. Mastopexia sin prótesis (autoprótesis glandular): intervención que se realiza existe suficiente tejido glandular y la piel no es laxa en exceso. Gracias a la técnica innovadora de la autoprótesis, es posible en una misma intervención, elevar el pecho y rellenar el escote, sin implante alguno, sino que utilizando el propio tejido mamario.
  2. Mastopexia con prótesis de silicona: intervención especialmente indicada para pacientes que desean corregir la caída del pecho y, además adquirir más volumen y firmeza en las mamas. Se lleva a cabo en aquellos casos en los que predomina la laxitud cutánea y/o la atrofia glandular.
  3. Mastopexia con lipofilling: intervención en la que a la vez que se realiza la mastopexia se aumenta el volumen de las mamas con grasa corporal obtenida mediante liposucción.

¿A qué pacientes va dirigida?

Esta intervención quirúrgica va destinada a mujeres con mamas de cualquier tamaño o forma. No obstante, está especialmente indicada para pacientes que buscan aumentar el tamaño sin la implantación de una prótesis. En los casos que la mama disponga de suficiente tejido mamario, facilitará la remodelación de la mama, rellenando con grasa la parte superior de la mama.

¿Cuándo serán visibles los resultados?

A los 6 meses serán visibles los resultados definitivos de la cirugía. No obstante, el resultado dependerá en gran medida del estilo de vida de la paciente, ya que cambios bruscos de peso, el consumo de tabaco u otros hábitos poco saludables pueden alterar el resultado de la intervención.

Gracias a la elevación de las mamas su pecho recuperará su atractivo, además de favorecer a una silueta más armónica y proporcionada que te permitirá volver a ponerte aquellas prendas con las que antes ya no te sentías cómoda.

Fuente

topdoctors.es