Síguenos en redes sociales:

La vía de introducción axilar resulta altamente atractiva cicatricialmente por ser una piel fina de buenas cicatrices y estar escondida en el pliegue axilar anterior, siendo visible sólo si la paciente levanta el brazo.