Síguenos en redes sociales:

¿Qué es la reconstrucción mamaria inmediata?

La reconstrucción de la mama tras un cáncer es, actualmente, una de las cirugías plásticas más seguras y satisfactorias para la paciente.

En muchas ocasiones, esta reconstrucción se puede realizar de forma inmediata en el mismo momento en el que se extirpa la mama. El objetivo es recrear una mama de aspecto natural, excluyendo la necesidad de llevar prótesis externas de relleno. Con esta cirugía, se busca restaurar la imagen corporal y mejorar la calidad de vida de la paciente.

¿Quién y cuándo puede reconstruirse la mama?

En general, casi todas las mujeres mastectomizadas se consideran candidatas para reconstruirse la mama pero, lo ideal sería aquella a la que se le puede eliminar completamente el tumor.

Con la técnica de reconstrucción inmediata, la paciente se despierta con una mama de aspecto natural, evitando la experiencia de verse amputada y los posibles daños psicológicos que esto pueda conllevar.

En algunos casos, la reconstrucción debe posponerse, lo que se le llamaría reconstrucción mamaria diferida. En ocasiones, hay mujeres que deciden posponerlo ya que no se sienten cómodas al tener que primero asimilar que tienen cáncer o simplemente no desean más intervenciones quirúrgicas.

Otras veces, si existen problemas médicos como obesidadhipertensión, también puede ser necesario retrasar la reconstrucción.

¿Qué técnicas existen para reconstruir la mama?

La reconstrucción inmediata se realiza en conjunto con el cirujano que extirpa la mama y el cirujano plástico. Es importante que se realice tras un análisis individualizado para cada caso personal antes de la intervención.

El Dr. Sicilia & Equipo estudian cada caso personal  y aconsejan de forma individualizada, teniendo en cuenta las características propias de la paciente y el tratamiento recibido, sobre cuáles son las técnicas de reconstrucción más idóneas.

Estas técnicas pueden ser:

  • Técnicas de expansión cutánea

Consiste en expandir la piel y colocar una prótesis. Tras la mastectomía, el cirujano plástico coloca un expansor (dispositivo vacío, sellado y desinflado) debajo de la piel y músculo del pecho.

A través de un mecanismo de válvula enterrado bajo la piel, se introduce una solución de suero salino una vez a la semana durante varias semanas. Una vez la piel ha dado de sí lo suficiente, se retira este expansor y se sustituye por una prótesis mamaria de silicona o de suero salino definitiva que recrea la forma y tamaño de una mama sana.

  • Técnicas que emplean tejidos propios

Emplean tejidos propios para crear una mama natural y se hace mediante la movilización de tejidos de otras zonas del cuerpo como el abdomen, la espalda o las nalgas. Para ello, es necesario tener experiencia en microcirugía.

El resultado estético es muy superior, sólo suele precisarse una intervención y no existen los problemas relacionados con el uso de implantes.

Resultados

El resultado obtenido tras una reconstrucción mamaria permite hacer una vida absolutamente normal. En algunos casos, la mama reconstruida puede tener un aspecto más firme y parecer más redonda que la otra mama. Pueden existir diferencias de simetría pero es una diferencia muy mínima.

Para la inmensa mayoría de las pacientes mastectomizadas, la reconstrucción de la mama supone una mejoría de imagen absoluta, tanto a nivel psicológico como físico.

No tiene efecto en la recurrencia de la enfermedad de la mama, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia. Tampoco interfiere con los estudios posteriores. Si su mama ha sido reconstruida mediante implantes y su cirujano le recomienda la realización de mamografías de control periódicas, deberá hacérselas en un centro radiológico con experiencia en el uso de técnicas radiológicas para prótesis.

Fuente

topdoctors.es