Síguenos en redes sociales:

La umbilicoplastia es la intervención quirúrgica que ayuda a dar un mejor aspecto a la zona del ombligo. Se trata de una operación de cirugía estética que lleva ya varias décadas practicándose, lo normal es que se practicara en una intervención más genérica como la liposucción o la abdominoplastia y no por separado. En la actualidad, debido a las modas de los piercings y tatuajes, y el hecho de que las operaciones de estética se han normalizado entre la sociedad, la umbilicoplastia ha pasado a ser una operación más, como forma de conseguir la perfección estética incluso en puntos tan pequeños como este. Siendo los ombligos con forma de T u ovalada los más solicitados.

Muchas personas también recurren a esta intervención depués de haber pasado por una dieta en la que han sufrido una brusca pérdida de peso que ha deformado un poco la zona o después de una operación de cirugía bariátrica. En estos casos, el absomen vuelve a su lugar tras un tiempo, pero el ombligo no es una zona que se adhiera, por lo que puede quedar descolgado. Lo cual también puede ocurrir tras un embarazo, ya que durante el periodo de gestación la piel, el muslo y la grasa aumentan considerablemente su tamaño. Eso sí, en estos casos, es necesario esperar al menos 6 meses para retocar la zona, una vez que el músculo se haya recuperado por completo, especialmente si se ha llevado a cabo una cesárea. De lo contrario, lo normal es que el absomen continúe perdiendo volumen y la zona vuelva a descolgarse.

Las mujeres que suelen recurrir más a esta operación son aquellas que tienen entre 30 y 40 años. No obstante, cada vez son más habituales mujeres de más edad que tienen parejas jóvenes y que se sienten incómodas porque no les gusta esta zona de su cuerpo.

La umbilicoplastia es una operación sencilla que no dura más de 30 minutos y que no entraña apenas riesgos para la paciente, pero es muy importante que antes de tomar la decisión se consulte la intervención con un cirujano plástico acreditado, ya que la clave del éxito de la misma depende del excedente de piel, del estado de la musculatura absominal y de la grasa existente en la zona.

Fuente: todoestetica.com