Síguenos en redes sociales:

20963776450_22b74cddb7_o

La cirugía estética genital no es ninguna novedad. Hace ya algunos años se empezó a hablar de ella. La práctica se inició originalmente en Estados Unidos y Brasil y en su momento alarmó a algunos profesionales debido al aumento que se produjo en nuestro país. Un incremento que sin embargo no hizo que dejase de ser una intervención minoritaria en relación a la totalidad de operaciones estéticas y plásticas. Aún así la estética genital es una preocupación para las mujeres, y es cada vez mayor entre las más jóvenes, incluyendo adolescentes.

Un reciente artículo de The Guardian recoge la creciente tendencia de menores que solicitan información sobre estas prácticas. “Muchas acuden al médico cuestionando la normalidad de sus genitales voluntariamente, algo que hace 20 o 25 años no ocurría”, cuenta la responsable del estudio del que se hace eco el periódico, la doctora Magdalena Simonis. La preocupación nace precisamente de ahí, de la ansiedad sobre la normalidad o no de estos órganos.

La doctora ha basado su trabajo en una encuesta realizada a 443 profesionales médicos australianos. Entre los resultados destaca la poca información de la que disponen las pacientes sobre la cirugía estética genital. Además la mayoría son mujeres que no padecen ninguna ‘anormalidad’. La gran sorpresa aparece cuando algunos médicos se han encontrado en su consulta con jóvenes de hasta 15 años preguntando sobre este tipo de intervenciones.

De momento esta cirugía no es tendencia en nuestro país, y mucho menos entre menores. La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), comenta que del total de intervenciones de cirugía plástica estética que se practican al año, las que se realizan a menores de 18 años no llega al 1’5%. Y en general no hay apenas demanda en cirugía genital. De lo que sí advierten es de la ausencia de una normativa que regule las operaciones estéticas en menores de edad. De hecho ellos ven la necesidad y abogan “por la aprobación de normativas como el decreto 49/2009 de Andalucía, donde los menores que quieren operarse de Estética deben pasar antes un examen psicológico realizado por un especialista”, cuentan.

the-great-wall-of-vagina-codigo-nuevo

Suele haber distintos motivos por los que una paciente puede solicitar este tipo de operaciones. Por una lado se sitúa la mujer que sufre asimetrías o molestias; por otro lado están las que se preocupan por la edad y los embarazos a sus espaldas, y por último hay otras que sienten que sus genitales no son normales. Pero ¿qué es normal? ¿se trata de una consecuencia más de la tiranía de la juventud?

Además ¿qué oportunidades tienen las mujeres de ver otras vulvas u otras vaginas de manera detallada? La sexualidad femenina ha permanecido durante mucho tiempo en el ámbito privado, y aún hoy este asunto no ha cambiado demasiado. Los principales referentes son los que nos ofrece el porno. Y seamos realistas; sabemos que lo que se representa o escenifica en estas películas se acercan más a un teatro que a la vida real.

Obviamente a la pornografía se la puede tachar de muchas cosas, pero en este caso no es la culpable. El problema viene por la falta de educación sexual y los tabúes que existen aún al respecto en estos temas. Tanto que las políticas de educación sexual orquestadas en nuestro país son inexistentes.

Crédito de la imagen: Ashley Armitage

Fuente: codigonuevo.com